La apertura de un segundo local, la clave para franquiciar tu negocio

apertura segundo localCuando un empresario planea abrir un segundo local no debe pensar que va a ser una tarea fácil. Es una fase decisiva y es importante no fallar. Ahora tendrá que aumentar sus esfuerzos, su capital y elegir una persona de confianza para que esté al frente. Y es que se trata de la apertura más importante de todas. Tanto que de sus buenos o malos resultados dependerá el desarrollo de la red y su futura expansión como franquicia.

En el momento en el que un negocio va bien y el empresario se plantea la posibilidad de abrir un segundo establecimiento debe tener en cuenta una serie de condicionantes. La decisión para hacer frente a esta apertura no debe tomarse a la ligera. Se debe hacer en el momento adecuado y con un planteamiento de costes añadidos en gastos, trabajo y gestión que no han de dejarse a un lado para el éxito de lo que comenzará a convertirse en una cadena.

Muchas veces, los empresarios que deciden abrir un segundo establecimiento piensan en que si el primero fue fácil, el segundo lo será de igual modo y no es así. Aunque no se va a doblar la carga de trabajo, sí va a implicar un esfuerzo superior en aspectos tan básicos como la logística o la organización de la agenda persona. Ahora ambos establecimientos estarán pendientes de su gestión.

La elección del gerente

La buena elección de un primer gerente es fundamental para el éxito de la futura red. Es la decisión sobre selección de personal más importante a la que probablemente se enfrentará el responsable de la cadena. Ya que esta persona debe ser depositaria total de su confianza. El éxito o el fracaso de este segundo local determinará la continuidad o no de la red.

Cuando un empresario monta un primer negocio, generalmente se encarga de actividades como el control de inventario o el porcentaje en gastos. Estos trabajos nunca deben ser abandonados cuando se pone en marcha el segundo establecimiento. Debe seguir al frente de su propio local para no perder la perspectiva de la realidad. Mientras, para el segundo se convertirá en dependiente de las personas que trabajan para él. Algo que lo sitúa en una posición que no se había dado hasta el momento. Pero nunca abandonando sus tareas de supervisor de ambos locales.

A partir de ahora, debe ofrecer unos servicios rápidos para proveer de sus productos a este segundo local. Y que cuente con la misma oferta que el primero. Ambos representan la imagen de su compañía y el buen funcionamiento de un local repercutirá positivamente en los resultados que tenga el otro.

El capital para tu segundo local

El capital es el primer determinante para dar comienzo a la creación de una red. Un presupuesto reducido es muy arriesgado a la hora de enfrentarse a lo que va a su poner un nuevo negocio. Y es que el mismo tendrá que hacer frente a diversas adversidades, a más mano de obra y a la duplicación de los gastos. Además, como todos los negocios, lo general es que los beneficios (aunque ahora exista una doble vertiente de ingresos) no lleguen a corto plazo.

No hay que olvidarse de que el papel de las centrales de las cadenas está muy unido al concepto de sinergias. Se trata de duplicar su potencial de beneficio, pero también se duplican los problemas potenciales. Por eso, la apertura de un tercer establecimiento es mucho más fácil que la apertura del segundo. En esos momentos, ya se han aprendido varias de las lecciones más importantes que conllevan la apertura de nuevos locales. Los problemas, en lugar de duplicarse como sucede con un segundo local, sólo aumentan en un tercio. Algo que ya es una primera ventaja.

Lo aconsejable, antes de comenzar a franquiciar es la regla del 3×2. Esto es, contar con tres locales propios con negocios probados durante dos años. Llegados a este punto, existe un concepto de éxito demostrado y un know how maduro que poder trasladar a otros emprendedores. Aunque, en determinados sectores esta norma es muy estricta y relativa. Tal es el caso del sector de telefonía móvil o los servicios financieros, que en caso de seguir este consejo de los dos años de experiencia al pie de la letra se quedarían desfasados.