Comprar una franquicia

abrir una franquiciaQué le parecería poner en marcha un negocio sin tener que pensar en buscar un nombre y sin diseñar una imagen. Qué le parecería que le dijeran los productos que mejor se venden, dónde puede comprarlos y cómo atender a los clientes de la forma más adecuada.

¿No sería estupendo que le señalaran la publicidad más efectiva para su negocio y que además se la proporcionaran y le contaran dónde debe ubicarse? ¿Y si tuviera la oportunidad de que le asesoraran en la explotación de su negocio, señalándole en qué se equivoca y cómo puede mejorar?

Estamos convencidos de que todo ello minimizaría el riesgo de fracaso en su negocio. Pues bien, esto es lo que le ofrece el sistema de franquicia. Cómo llegar hasta aquí’ es lo que vamos a tratar de explicarle, cuáles son las ventajas del sistema, cuáles son las cuestiones que conviene desmitificar, qué puede esperar de la franquicia y a qué se va a tener que enfrentar para conseguirlo.

Nuestro primer contacto con el mundo de la franquicia es siempre como clientes. Cuando una persona se plantea la posibilidad de montar un negocio la pregunta surge de forma natural: ¿por qué no una franquicia? La mayoría de las que conocemos funcionan muy bien, siempre están llenas de clientes, son un punto de referencia dentro de su sector y están a la última en todo (producto, técnicas de venta, tecnología, etc.). Sin embargo, siempre aparece la misma duda: son muy caras, ¿no? ¿Qué obtengo y a cambio de qué? ¿Dinero, trabajo, las dos cosas, algo más?

Esperamos que, con la ayuda de nuestra web, estará en condiciones de acercarse a este sistema sin prejuicios.