Cómo usar el marketing para vender más en tu franquicia

plan de marketingYa tengas un restaurante o una tienda de moda, el marketing es una herramienta fundamental para potenciar la venta. Dar nuestra franquicia a conocer o llegar a ser referentes para nuestros clientes o consumidores. Claro está que cualquier negocio quiere lograr estos objetivos. Y para ese fin cuenta con algo muy importante: el plan de marketing. El mismo debe apoyarse en los clientes fieles, la actualización de herramientas y un presupuesto ajustado. Así, aunque no todos los planes alcancen los mismos resultados, habrá más posibilidades de éxito.

El marketing en esta era digital ofrece una gran variedad de herramientas para aumentar la comercialización. Sobre todo, gracias al desarrollo de Internet aplicado a los negocios. La eficacia de las mejores estrategias siempre va a depender de las circunstancias. El problema está en elegir cuál es la que conviene a cada empresa.

En el ámbito de marketing las buenas ideas no son suficientes. Deben estar enfocadas de forma particular a cada negocio para que tengan la productividad esperada. Muchos planes estratégicos que han resultado beneficiosos en otras ocasiones se atascan y fracasan en determinadas empresas porque no se pueden aplicar del mismo modo. Una estrategia equivocada presentada antes como infalible puede acabar en un malgaste de tiempo y dinero. Para que esto no suceda es importante basar el plan de marketing en tres pilares fundamentales:

Los clientes fieles

Una de las reglas de oro indispensable para el buen funcionamiento de cualquier estrategia de comercialización es tener en cuenta siempre a la clientela fiel. Ellos son los que merecen la mayor parte del esfuerzo en comercialización. Una regla como esta que puede sonar obvia no lo es tanto para muchas pequeñas empresas que basan sus esfuerzos en encontrar nuevos clientes. Y dejan de lado a su grupo de fieles.

Actualizar herramientas de marketing

En cuanto a herramientas para mejorar la comercialización, el marketing electrónico ofrece múltiples y poderosas posibilidades de comercialización. Pero sólo si están actualizadas. Los blogs son un buen ejemplo. Son una herramienta barata y simple, pero requiere de grandes esfuerzos para actualizarla de forma continuada. Administrar mal un blog puede llegar a decepcionar a los clientes. Desde un blog se puede ofrecer un buen asesoramiento, por ejemplo, para los sectores de seguros, financiación o contabilidad. En estos casos, el blog podría ser la principal herramienta de marketing. Además, puede resultar eficiente a la hora de ofrecer participación a los clientes. De modo que se sentirán valorados y será una herramienta de fidelización.

Lo mismo le sucede a las redes sociales. Son otra herramienta muy popular en el marketing actual. Pero también requieren de una buena administración. Y hay que sopesar si los esfuerzos económicos y el tiempo que requieren de verdad merecen la pena para algunas pequeñas empresas.

Gastos de acuerdo con nuestros recursos

A la hora de hacer esos cálculos hay que asignar recursos suficientes para potenciar la comunicación electrónica para tener la comunicación directa con los clientes que nos convenga. Y tener muy claro que herramientas se escapan de nuestras expectativas.

Para gestionar de un modo efectivo estas herramientas existen las agencias de marketing que analizan qué elementos convienen a una empresa. Al igual que con el resto de proveedores, las agencias de asesoramiento ofrecen sus servicios. Y tienen un coste que debe ajustarse a nuestras posibilidades.

Finalmente, una vez sustentado el plan de comercialización en estos tres pilares: clientes, herramientas y coste, empieza la no menos dura tarea de ponerlo en práctica para alcanzar los objetivos deseados.