Franquicias de tiendas de animales, negocios para los amantes de las mascotas

mascotasLa concienciación en torno a los animales aumenta cada vez más en nuestro país. Además, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos de Animales de Compañía en España (ANFAAC), el 49,3 % de los hogares españoles tiene algún tipo de mascota. Y, por supuesto, hay que proporcionarles todos los cuidados que necesitan. En todo ello encuentran su nicho las franquicias de tiendas de animales. Un concepto de negocio ideal para los enamorados de las mascotas.

Mucho más que una mascota. Esta es la realidad que se respira hoy en día en los hogares españoles que comparten techo con un animal de compañía. Como si de un miembro más de la familia se tratase. Como parte integrante de ésta, las mascotas reciben todos los cuidados necesarios por parte de sus dueños. Además de toda clase de mimos que incluyen desde juguetes especializados a tratamientos de estética. En muchos casos, sin reparar en gastos.

El mercado de productos y servicios para la mascota se ha transformado en la última década, adaptándose a los cambios de la demanda. Así, mientras hace años el sector estaba integrado por pequeñas tiendas de barrio con un surtido limitado. Actualmente existen grandes establecimientos que ofertan desde animales exóticos hasta todo tipo de artículos para hacer más cómoda, si cabe, la vida de su mascota.

Varias de estas empresas han encontrado en el sistema de franquicias una fórmula adecuada para crecer. Diseñando una estrategia de expansión que ofrece muchas ventajas a la compañía y a los inversores interesados en formar parte de este negocio.

Las ventajas de las franquicias de mascotas

Uno de los beneficios de montar una franquicia reside en que se trata de un concepto definido en todos los aspectos y, además, de éxito comprobado. Los responsables de la marca trasladan al inversor toda su experiencia acumulada durante años y le orientan en los primeros momentos. También le proporcionan todo lo necesario para comenzar a funcionar. Un conjunto de conocimientos muy útiles que facilitan la tarea de abrir un negocio.

Otro factor atractivo viene de la mano de la imagen de marca. La cadena de franquicias se identifica con unos determinados valores que se expresan a través de la imagen corporativa. Una imagen que, a través de estrategias de promoción y publicidad, es susceptible de ser reconocida fácilmente por el público objetivo de los comercios.

Pero, sin duda, una de las ventajas más importantes que conlleva la franquicia es la posibilidad que tiene el inversor de acceder a la compra de productos y servicios a precios especiales. Gracias a los contratos que la enseña firma con proveedores que benefician a todos los miembros de la cadena. Así, el franquiciado dispone desde el primer día de los contactos que necesita para comenzar a funcionar y proveerse de material a bajo coste. Algo que repercute en la competitividad del negocio.

Franquicias casi sin competencia

Actualmente, cuatro grandes cadenas de franquicias han hecho de la mascota el centro de sus conceptos de negocio. Ya sea ocupándose de la venta de productos alimenticios para animales y otros artículos para su cuidado, encargándose de la limpieza y embellecimiento de los amigos del hombre. E incluso realizando revisiones periódicas especiales para vigilar muy de cerca su salud. Un número reducido de enseñas que se integran en un sector con mucho negocio y poca competencia.

Un sector muy desarrollado en el extranjero

Aunque en España este negocio comienza a cosechar sus primeros éxitos, en países como EE UU las mascotas constituyen desde hace años unas de las oportunidades de negocio más exitosas de cara al inversor. Con más de 60 millones de habitantes en posesión de una mascota el negocio está servido.

En este sentido, los conceptos que operan bajo el sistema de franquicias han proliferado en este sector. Y ya se pueden encontrar enseñas especialistas en cuidado, limpieza y alimentación de animales. Pero también de formación, entrenamiento y doma, veterinarios, residencias, peluquerías… E incluso un concepto dedicado a fotografiar exclusivamente a mascotas.

En conclusión, el cuidado de la mascota es un nicho de negocio con unas buenas expectativas. Acorde con la preocupación generalizada de los dueños de animales de compañía por “darles lo mejor”. Una tendencia social que ha dejado buenos resultados para el sector en el último año. Y que ya se refleja en el mercado de la franquicia, con la incorporación de nuevas enseñas operando en esta actividad.