Franquicias para cuidarse

franquicias para cuidarseLos negocios dedicados al binomio “salud + belleza” siguen registrando una importante tendencia alcista. Además, se retroalimentan con nuevas ideas que encajan con las demandas del consumidor. Así, estos formatos han encontrado en las franquicias la fórmula ideal para crecer como la espuma.

Desde gimnasios hasta centros de estética, sin olvidar el papel de las franquicias de dietética. Todos estos negocios enfocan su actividad hacia un cliente que busca cuidarse, tanto por dentro como por fuera. Por tanto, son los grandes aliados de quienes hacen de la filosofía “wellness” su forma de vida.

Gimnasios: de pequeños negocios a grandes franquicias

Tradicionalmente, los gimnasios eran negocios de corte familiar. Pero, de un tiempo a esta parte, se han ido convirtiendo en franquicias con conceptos más abiertos. Entre sus principales características, destaca su apuesta por profesionalizar la gestión, implementar las últimas y más innovadoras tecnologías y contar con personal altamente cualificado. Y, sobre todo, buscan siempre ofrecer servicios adaptados a las exigencias del cliente. Al respecto, los programas de actividades se hacen más específicos y más amplios, disponibles para combinar según las preferencias y disponibilidad del usuario.

Del mismo modo, las mujeres se han convertido en un nicho de negocio en sí mismas. Cada vez más concienciadas con los hábitos de vida saludables, mantenerse en forma y lucir una buena imagen. Además, cada uno tiene unas necesidades específicas a la hora de hacer ejercicio. De ahí que haya cada vez más conceptos de franquicias especializadas en gimnasios para ellas. Sus programas suelen estar diseñados con tablas y circuitos específicos para ejercitar cada parte concreta del cuerpo femenino con la intensidad adecuada.

Nutrición y dietética: franquicias para cuidarse por dentro

Las franquicias de dietética juegan un papel fundamental a la hora de cuidarse. Porque, de nada sirve hacer ejercicio si la alimentación no es sana y equilibrada. De ahí la importancia de recurrir a nutricionistas y médicos especializados para controlar el peso con todas las garantías. Y, por supuesto, sin poner en riesgo la salud.

Franquicias de reconocido éxito, como Naturhouse, han sabido explotar este nicho de mercado. De hecho, esta enseña ha asesorado a más de 6,5 millones de pacientes en sus 26 años de vida. A día de hoy, está presentes en 33 países con 2.350 centros, tanto propios como franquiciados. Además, su buen hacer la ha llevado a ser elegida por Frachise Direct –y durante 9 años consecutivos- como una de las 100 mejores franquicias del mundo.

Franquicias de estética: el plus a ejercicio y alimentación

La facturación de los centros médicos especializados aumentó en 2016 un 10,1%, hasta los 1.470 millones de euros. Son los datos que se extraen del último Observatorio Sectorial DBK de Informa al respecto. De ahí que las franquicias de salud y cuidado personal sean una de las mejores apuestas a día de hoy.

En este sentido, las clínicas de estética y belleza están apostando firmemente por las franquicias para crecer. Son negocios muy especializados, con tratamientos concretos en los que se usan los últimos avances en aparatología del mercado. Desde reducciones de grasa corporal hasta depilación láser, pasando por tratamientos de HIFU, cavitación, presoterapia, cremas específicas para tratar la piel, etc. Y, lo más importante, sin cirugías invasivas ni arriesgadas, garantizando la máxima seguridad y resultados desde la primera sesión.

Englobando todo este tipo de negocios, también existen firmas que ofrecen diferentes servicios orientados a salvaguardar el bienestar de sus clientes. Así, el ejercicio, la alimentación y la estética se plasman en el concepto “wellness”, que entiende la salud como la consecución de un completo bienestar corporal, mental y social.