¿Por qué elegir El Cubo del Tapeo para montar tu franquicia?

El Cubo del Tapeo, la franquicia española de restauración, se ha convertido durante los últimos meses en uno de los mejores modelos de negocio del sector que más seduce a los emprendedores a la hora de poner en marcha su primer negocio.

La franquicia El Cubo del Tapeo, que permite obtener una rentabilidad superior a la media del sector, combina precios asequibles y calidad en sus productos. Además, atrae a un público muy diverso, desde familias hasta grupos de amigos o parejas de jóvenes.

La marca El Cubo del Tapeo ofrece los diez pilares fundamentales para explotar al máximo su franquicia y rentabilizar la inversión:

  1. Tapas low cost de calidad. El Cubo del Tapeo acerca al cliente productos preparados con las mejores materias primas a un precio inmejorable. Además, incluye constantemente nuevas ofertas e innovaciones en sus platos.
  2. Oferta acotada y dinámica. Mediante promociones centralizadas, El Cubo del Tapeo se asegura la salida de todo el producto disponible, aprovechando así todos los recursos.
  3. Socialización. La terraza de los locales se convierte en un eje fundamental de atracción, en especial en las estaciones de primavera y verano, potenciando la captación de clientela.
  4. Ambición. El Cubo del Tapeo presenta un modelo adaptado para su crecimiento en todo el territorio nacional, favoreciendo la expansión en franquicia.
  5. Óptima gestión del personal. Debido a una mayor autonomía y menos rotaciones que ofrece estabilidad al negocio.
  6. Rentabilidad. Se presta especial atención a tener una oferta muy bien elaborada, que permita obtener un amplio margen del beneficio.
  7. Modelo de gestión. Simple y estructurado, fácil de manejar para cualquier emprendedor.
  8. Propuesta de valor única. El Cubo del Tapeo se diferencia por su personalidad frente a los conceptos actuales del mercado, teniendo un especial atractivo para los inversores.
  9. Estilo cuidado. Hace hincapié en la distribución optimizada del restaurante, aprovechando todo el potencial de cada local y cuidando cada detalle que mejore la experiencia del cliente.
  10. Producto atractivo y bien segmentado. Mediante tres formatos distintos de tapas.

Francisco Miguel Herrero, fundador de la franquicia El Cubo del Tapeo, explica: “Desde la central ayudamos con la formación, la selección de productos de calidad, refuerzo en todas las fases de desarrollo y proporcionamos publicidad para los nuevos locales, así aseguramos que el crecimiento de la franquicia funcione al 100% de sus posibilidades desde el primer momento. Además, financiamos el 50% de la inversión sin contar canon de entrada para involucrarnos desde el primer día con cada uno de nuestros franquiciados”.