Celebra el San Valentín más dulce con la franquicia Duldi

franquicia Duldi San ValentínLa franquicia Duldi nos recuerda que hoy celebramos el día más dulce, tierno y romántico del año. Hablamos de San Valentín. Tiene lugar el 14 de febrero y es tradicionalmente occidental, pues se remonta a la Europa germánica, desde donde pasa a Estados Unidos y a gran parte del mundo.

Su propagación es natural, pues qué mejor celebración hay que la de demostrar nuestro amor, afecto y cariño. Y dependiendo del lugar, se celebra de diferentes maneras, o con distintos nombres. Unos lo llaman San Valentín. Otros, el Día de los Enamorados. Y para otros es el Día del Amor y la Amistad. Aunque el propósito –explican desde la franquicia Duldi- es el mismo: celebrar de forma especial el amor hacia los seres más queridos.

Los regalos más tradicionales de San Valentín

En los países anglosajones es tradición regalar tarjetas de amor y en algunos países de Sur América se envían cartas. Por ejemplo, en Cuba hay centros donde colocan buzones para depositar cartas, según la franquicia Duldi. Otra tradición singular relacionada con las cartas se celebra en Dinamarca. Allí, en la firma de éstas se sustituyen las vocales por puntos. Si la chica adivina el remitente, éste debe regalarle un huevo el día de Pascua. Además, según la franquicia Duldi, en este país también es tradición regalar flores blancas.

Las flores son otro de los regalos más tradicionales y habituales de esta fecha. En Chile es el segundo día que más flores se regalan, después del Día de la Madre, explican desde la franquicia Duldi. En Perú, entre los regalos más preciados se encuentran las orquídeas. Y en Puerto Rico y México es tradición regalarse rosas y chocolates entre las parejas.

Éste último, el chocolate, y en general los dulces, son uno de los regalos más extendidos alrededor del mundo. En Corea del Sur y Japón, como particularidad, son las mujeres las que regalan chocolate a los hombres y éstos deben devolverles el favor un mes más tarde. Mientras, en prácticamente toda América del Sur se regalan chocolates. Y en Europa también existe esa tradición del dulce. En unos lugares se regalan bombones y, en otros, dulces más específicos. Es el caso de Gran Bretaña, dónde se hornean panecillos hechos con semillas de alcaravea, ciruelas o pasas, según la franquicia Duldi.

Así, independientemente del origen de esta celebración y el país donde se celebre, podemos afirmar que es una oportunidad maravillosa para demostrar el cariño, admiración o amor que sentimos a nuestros seres queridos. Desde la franquicia Duldi os desean un dulce y feliz día de San Valentín.