Entrevista con Noelia Palma, Directora de Expansión de la franquicia La Mafia

La Mafia se sienta a la Mesa es una franquicia de hostelería que nació en el año 2000 y que está especializada en restauración italiana de calidad.

Durante el desarrollo de la última edición de Expofranquicia, el pasado mes de abril, hablamos con Noelia Palma, directora de expansión de la franquicia La Mafia se sienta a la mesa, que nos habló sobre el modelo de negocio de la enseña de restauración.

Pregunta: ¿En qué consiste el modelo de negocio de la franquicia La Mafia se sienta a la mesa?

Respuesta: La Mafia se sienta a la mesa es un concepto de negocio de restaurante italo-mediterráneo. Somos una cadena de 40 restaurantes en este momento, con una idea de dar excelencia al cliente que nos elige. Abarcamos a toda la familia. Tenemos nuestro propio obrador. Tratamos de que el cliente se sienta acogido en nuestros restaurantes yendo a la excelencia en el servicio. Sobre todo la calidad es algo que para nosotros es súper importante. Hemos llegado a conseguir que con la decoración, el trato, el producto y la calidad, los clientes nos elijan y acaben siendo fieles. Estamos encantados y con mucha ilusión de crecer.

P: ¿Qué diferencia a la franquicia La Mafia se sienta a la mesa de la competencia?

R: Hay grandes diferencias. Nosotros hemos apostado muchísimo por la calidad y hemos desarrollado varios obradores artesanos donde desarrollamos un producto que nadie tiene, es exclusivo. Yo creo que ese es un aspecto diferenciador respecto a la competencia. Nuestro producto es elegido, mimado y cuidado para que al cliente le encante y quiera venir muchas veces a comer con nosotros. Algo que nos diferencia también es la imagen, es una imagen fresca que gusta tanto a familias, como a amigos y a gente de oficinas. También nos diferencia la zona piccolino. Es una zona que encanta y está supervisada por animadoras. A las familias les encanta venir porque allí pueden jugar los niños y los padres y los amigos pueden estar tranquilamente comiendo. Pero sobre todo, lo que nos diferencia es la excelencia en el producto y en la calidad. Para nosotros eso es fundamental, porque creemos que la gente ahora decide premiarse. Buscamos algo que sea tanto acogedor en el restaurante, como en la calidad y en el servicio, y creo que La Mafia se sienta a la mesa recoge estos tres puntos.

P: ¿Qué planes de expansión tiene la franquicia La Mafia se sienta a la mesa?

R: La marca ha desarrollado un plan de expansión muy exhaustivo, estamos seleccionando muy bien las ciudades en las que queremos estar, la cantidad de unidades también, porque para nosotros es muy importante afianzar el sitio donde queremos estar. Queremos estar en la mejor zona, zonas de oficinas o residencial. Ahora mismo tenemos 40 restaurantes y este año se van a abrir entre ocho y diez más. Los de Santa Cruz de Tenerife, Valencia, San Sebastián, Barcelona y Oviedo están ya para salir del horno. El objetivo está en llegar a 80 restaurantes y estar en todas las capitales de provincia a nivel nacional y con una proyección del salto internacional a través de máster franquicia. En un año aproximadamente esperamos poder hacerlo.

P: ¿Qué tipo de franquiciador busca La Mafia se sienta a la mesa para poner en marcha franquicias de la marca?

R: El perfil no tiene por qué venir de la hostelería, porque tenemos un sistema de operaciones muy estandarizado. No tiene por qué tener conocimientos de hostelería, ni necesitamos a un chef perfecto, porque nosotros formamos muy bien a los equipos. Un perfil gestor es lo principal, que gestione el tema de recursos humanos muy bien, porque eso es el 50% de negocio. Y que siga los estándares de la marca. Es una gestión muy sencilla, ágil y dinámica, trabajamos con intranet. El inversor que quiera sumarse a nuestra marca tiene que seguir los estándares. Buscamos un franquiciado implicado, pero que no necesariamente tenga que vestirse de negro y estar en sala, simplemente que de cariño y mimo al local y que tenga presencia de cara al equipo, pero para nada hace falta que se meta en la cocina.