Entrevista con Eduardo Barrero, gerente de la franquicia Corte y Jamón

Corte y Jamón es una franquicia española de restauración ideal para el autoempleo y que requiere una mínima inversión para su puesta en marcha.

La calidad de los productos que ofrece, el precio de los mismos y su garantía son las tres piezas fundamentales de la franquicia Corte y Jamón.

Durante el desarrollo de la última edición de Expofranquicia, el pasado mes de abril, hablamos con Eduardo Barrero, gerente de la franquicia Corte y Jamón, que nos habló sobre el modelo de negocio de la compañía.

Pregunta: ¿En qué consiste el modelo de negocio de la franquicia Corte y Jamón?

Respuesta: Somos unas tiendas gourmet de productos selectos dedicada al producto ibérico de Extremadura. Nuestro producto estrella siempre es el jamón al corte, producto que nosotros seleccionamos y cuidamos en Extremadura en varios secaderos que tenemos allí. A parte tenemos otros productos gourmet, como quesos o encurtidos.

P: ¿Qué diferencia a la franquicia Corte y Jamón de la competencia?

R: Nosotros nos diferenciamos porque buscamos siempre una línea de calidad en nuestro producto para que tanto el franquiciado como el cliente final siempre queden satisfechos y busquen directamente el producto de Corte y Jamón. También nos diferenciamos porque desde el primer día se lo hacemos fácil a nuestro franquiciado. Disponemos de todos los medios, desde construcción, búsqueda del local… Todo para abrir al día siguiente.

P: ¿Qué planes de expansión tiene la franquicia Corte y Jamón?

R: Tenemos unas previsiones de crecimiento actuales de unas 24-25 tiendas por todo el territorio español. Es un tipo de negocio muy versátil.

P: ¿Qué tipo de franquiciador busca Corte y Jamón para poner en marcha franquicias de la marca?

R: Nos vale cualquier tipo de perfil de inversor, tanto si es inversión como si es autoempleo. El autoempleo creemos que es una buena opción porque nosotros formamos al franquiciado, le introducimos en el mundo del corte y del jamón, que es un mundo que ahora está en auge. Es un mundo muy bonito en el que se vive el día a día, en el que tiene trato directo con el cliente.