Las franquicias con más vida

franquicias de bebés420.290. Ése fue el número total de nacimientos en España en 2015, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, el número medio de hijos por mujer está creciendo desde 1996, cuando se situaba en un porcentaje bajo de 1,16, hasta situarse el pasado año en 1,33.

Es una centésima más que en 2014 y el valor más elevado desde el año 1993. Asimismo, España queda aún más cerca de la media de la Europa, donde cada mujer tiene un promedio de 1,48 hijos.

Esto lo corrobora el repunte en cuanto al índice de mujeres embarazadas, que están de enhorabuena porque en la actualidad ocupan mayor protagonismo en el mundo de las franquicias de bebés. Cada vez existen más enseñas cuya finalidad es la de ocupar un nicho de mercado dirigido al servicio de las premamás y sus futuros bebés.

Franquicias dedicadas a mamás y a bebés

Las franquicias de bebés, dedicadas a la venta de productos y servicios en el sector premamá e infantil, tienden a cumplir el concepto de tienda total, en la que se puede encontrar una amplia oferta de productos. Es habitual que los artículos que necesitan las embarazadas para antes y después de tener al niño se encuentren en distintas tiendas, lo que las obliga a desplazarse, según apuntan los expertos.

Estas franquicias de bebés suelen apostar por el concepto de tienda total para madres y niños, lo que quiere decir que prestan cualquier elemento necesario a las mujeres embarazadas durante su gestación y, tras el parto, ofrecen todos los productos que la madre y el niño precisan para sentirse cómodos: gama de productos dirigidos a ese bebé tan esperado, como trípticos de sábanas para la cuna, cochecitos, baberos, albornoces, etc. En definitiva, un sinfín de productos para que al bebé no le falte de nada.

Sus ofertas son amplias y suelen recoger las últimas novedades del mercado en ropa de embarazada, de bebés y de niños, textiles para el hogar, productos de puericultura, sillas para comer y para el coche y elementos para decorar las habitaciones, entre otros. Del mismo modo, las franquicias de este tipo suelen contar con expertos que ayudan a las premamás y a las mamás a resolver sus dudas, tanto a lo largo del embarazo como durante los primeros meses después del parto.

No hay duda, hay que tener todos los cabos atados y pensar en cada uno de los productos que el recién nacido vaya a necesitar antes de llegar al mundo. Es algo que saben bien los futuros padres, cuya principal preocupación suele ser averiguar dónde van a dejar a sus bebés cuando tengan que volver a la oficina. Hay que pensar en el centro infantil más adecuado en el que confiar para dejar al bebé y aquí también existen diversas opciones de franquicias para cubrir las necesidades de los más pequeños durante la jornada laboral de sus padres. Ludotecas en las que, además de ofrecer educación a niños de entre 0 y 3 años, los peques puede realizar actividades extraescolares como música, idiomas, informática, etc.

Y, ¿cómo iba a faltar una cámara para registrar los primeros momentos en vida del recién nacido? El álbum de fotos desde que el bebé empieza a asomarse, al mundo es un recuerdo inolvidable que cualquier niño que lo vea cuando sea un adolescente agradecerá a sus padres enormemente. Existen en el mercado diversas franquicias que dedican su servicio al ámbito general de las tiendas multiservicio, con la venta de todo lo relacionado con el mundo de la fotografía, como cámaras digitales y accesorios.