Franquicias de regalos, las protagonistas de la Navidad

franquicias de regalosHacer regalos en fechas señaladas es una costumbre que no se pierde. Aunque el consumidor ha aprendido a controlar sus gastos y ha buscado opciones más económicas en épocas de “vacas flacas”, el sector ha sabido mantenerse. Y es que las franquicias de regalos “hacen su agosto” cada vez que llega la Navidad.

En estas fechas, los consumidores no escatiman en gastos y consumen mucho más que durante el resto del año. De hecho, los datos confirman la buena marcha del sector de las franquicias de regalos. Según el “Estudio de Consumo Navideño 2017” de Deloitte, España va a superar este año por primera vez a Reino Unido en intención de gasto. De hecho, los españoles van a gastar 633€ de media en las compras de Navidad. Es un 3,3% más que el año pasado. Además, la mayor parte (252€) irá destinada a regalos. El resto será para comida (195€), viajes (106€) y ocio (80€).

Por otro lado, según detalla Fintonic en su informe “El canal detallista en el sector juguetero”, los españoles van a gastar una media de 78€ en juguetes. País Vasco (con 92€) será la región que más dinero dedique a esta partida. Y La Rioja (con 65€) la que menos.

Franquicias de regalos, un sector siempre en auge

Las franquicias de regalos se encuadran en el sector “Tiendas Especializadas”, según la clasificación de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). Un sector que, según el informe estadístico anual “La Franquicia en España 2017”, cerró 2016 con una facturación de 509,6 millones de euros.

En cuanto al número de enseñas, sumaba el pasado ejercicio 83, con 2.874 establecimientos. De ellos, 1.830 en régimen de franquicia y 1.044 propios. Además, empleaba a 7.628 personas. Unas cifras que, a buen seguro, cerrarán 2017 con crecimientos positivos.

Con todo, podemos afirmar que las franquicias de regalos se mueven en un sector que sigue manteniendo su protagonismo. En gran medida, gracias a la escasa inversión inicial necesaria. También por la facilidad de gestión, ya que no necesitan mucho personal (salvo en épocas puntuales, como la Navidad o las rebajas). Pero, sobre todo, porque no requieren de un local demasiado grande para ejercer su actividad. Además, el ticket medio de estas tiendas no suele ser muy elevado, lo que incrementa el número de clientes potenciales.

¿La clave? La diferenciación

En competencia con las franquicias de regalos, coexisten un elevado número de empresas de pequeño tamaño. Su escasa diferenciación y su poco conocida imagen de marca dificultan enormemente su sostenibilidad en el tiempo. Por ello, la confianza en el sistema de franquicia, caracterizado por la búsqueda infatigable de la diferenciación para atraer al cliente, con una atención y una imagen estudiada, pretende mantener una facturación por cada establecimiento por encima de la media del resto de comercios.

Así, numerosas cadenas llevan años operando en este sector. Su principal campo de acción se centra en intentar innovar y diversificar sus actividades. Y hacerlo a lo largo del año (no solo en Navidad), para competir con el resto de franquicias de regalos.

En este sentido, hay cadenas que cuentan con un catálogo muy amplio y genérico, importantes descuentos. Estas franquicias de regalos suelen tener una serie de acuerdos con mayoristas y fabricantes, como la firma de licencias. De ahí que sea posible encontrar los mismos productos en varias de ellas. Otras, sin embargo, ofrecen productos exclusivos, innovadores y originales, que no se encuentran en ninguna otra cadena.

Sea cual sea el caso, las franquicias de regalos ofrecen toda una serie de oportunidades de negocio al franquiciado. De hecho, trabajan en un sector que, a pesar de parecer competitivo y estacional, presenta una atractiva rentabilidad.