Franquicias de limpieza, un negocio “brillante”

franquicias de limpiezaLas franquicias de limpieza tienen asegurado un futuro “brillante”. Y es que se han convertido en una necesidad básica. Tanto para los hogares, como para empresas e instituciones, que buscan un servicio profesional para mantenerse limpias e higienizadas de cara al público.

A la profesionalización de estos servicios y a su perfil como oportunidad de negocio, hay que añadir algo que puede parecer insustancial, pero que dice mucho del éxito de las franquicias de limpieza. Y es que cubren una necesidad básica, ya sea en el hogar, en las empresas o en las instituciones públicas.

De hecho, las franquicias de limpieza muestran un potencial infinito, al ser un servicio vital en nuestra sociedad actual. Por tanto, una de sus principales ventajas es su amplio margen de beneficios. Algo que, unido a sus bajos requerimientos de inversión, convierten a este tipo de enseñas en negocios muy rentables. Además, estos servicios no precisan grandes superficies, ya que se suelen llevar a cabo fuera del local.

Así, todo apunta a que la demanda de los servicios de las franquicias de limpieza seguirá creciendo a ritmo constante. Por una parte, porque el cambio en la estructura familiar favorecerá la curva ascendente de demanda. Y, por otra, porque la limpieza es clave para potenciar la imagen de cualquier negocio de cara al consumidor.

Diversificación y especialización en las franquicias de limpieza

Entrando a valorar la oportunidad de negocio que brindan las franquicias de limpieza, resulta claro el hecho de que la diversificación de servicios y la especialización sean las claves del éxito. O dicho de otra forma, los responsables del tirón de estos servicios en el territorio nacional.

Al respecto, hay que tener en cuenta que el servicio de las franquicias de limpieza encierra mucho más que el simple fregado de un establecimiento. Renovación de falsos techos, exterminación de plagas, limpieza de grafitis… Existen multitud de tareas a las que una empresa de este sector hace frente. En la otra cara de la moneda, y para prestar una mejor asistencia, la mayoría de ellas han optado por especializarse en una de estas funciones.

1. Servicios domésticos

Uno de los líderes de este sector es Interdomicilio. Esta franquicia nació en Zaragoza en 2009, para profesionalizar el sector del servicio doméstico apostando por la calidad. Así, centraliza un gran rango de prestaciones en un solo punto. Desde limpieza hasta cuidado de personas mayores y niños, reformas y reparaciones, clases particulares, fisioterapeutas o peluqueros a domicilio. En la actualidad, Interdomicilio cuenta con más de 20 centros a nivel nacional que han generado más de 450 empleos directos. Además, sus franquicias de limpieza y servicios domésticos se han implantado con éxito en países como Portugal y México. Por tanto, suma 30 oficinas a nivel global.

2. Control de plagas

En este apartado destaca Higia. Esta franquicia ofrece servicios de Sanidad Ambiental (control de plagas y desinfección). Y también Consultoría (seguridad alimentaria, medioambiente, calidad y organización, prevención y riesgos, fertilizantes y cosméticos). Así, el franquiciado puede escoger la división que estime oportuna, o incluso las dos. Por tanto, sus franquicias de limpieza y servicios especializados son un modelo de negocio innovador y ambicioso. Y es que optimizan al máximo los recursos de la empresa. Siempre consiguiendo la máxima rentabilidad y manteniendo un excelente nivel de calidad.