Franquicias en familia

franquicias en familiaLa franquicia abarca múltiples oportunidades de negocio que buscan satisfacer las necesidades de todos los públicos. Y, al tiempo, generar experiencias agradables en compañía de los seres queridos. En este sentido, son muchas las cadenas que adaptan su oferta para atraer la atención de las familias. Ya sea para comer, en las horas libres de padres e hijos o incluso para hacer compras.

Parece que cada vez se hace más complicado encontrar un hueco libre para pasar un rato en familia. La conciliación sigue siendo una asignatura pendiente. Y, en el día a día, es prácticamente imposible encontrar ocio y relax al margen del trabajo y la escuela. Eso sí, debido a esa falta de tiempo de lunes a viernes, suele hacer que nos afanemos por buscar momentos en familias de cara al fin de semana. Desde la tradicional comida del domingo hasta la visita al centro comercial para comprar alguna prenda que nos haga falta. Cualquier excusa es buena para pasar un rato en familia. Así, numerosas franquicias hayan reparado en que propiciar un tiempo agradable entre parientes también supone un beneficio para sus negocios.

En la actualidad, podemos observar un nutrido grupo de franquicias que han adaptado su oferta a las necesidades del público. Es decir, han captado la atención de las familias que aprovechan cualquier ocasión para compartir su tiempo. Por tanto, se han convertido en una opción atractiva para niños, adolescentes y mayores.

Con F de franquicia… Y de familia

Existen varios beneficios inherentes a la adaptación del concepto a las necesidades de las familias. Son negocios que ofrecen un ambiente de trabajo agradable y donde el trato con el cliente es directo. Asimismo, cuentan con un público que abarca todas las edades y condiciones sociales. Y se caracterizan por mantener unos precios relativamente moderados que animan al consumo.

La principal ventaja es que estas franquicias tienen una oferta que atrae la atención de todos los públicos. Así, su número de clientes potenciales se multiplica y desde niños hasta mayores pueden encontrar alicientes en la oferta de la franquicia.

Además, los negocios que tratan de convertir a la familia en una unidad de clientes asidua a sus establecimientos tienen muy en cuenta la opinión de los más pequeños de la casa. Son conscientes de que los niños son los que más influyen en la decisión del consumidor principal: el progenitor.

Normalmente, son negocios que se esfuerzan por desarrollar un concepto que resulte atractivo a primera vista. Pero, más allá de esta sensación, buscan inspirar confianza y conquistar al cliente. Algo que consiguen con un espacio físico muy cuidado y que tenga el poder de crear un ambiente familiar. Todo para que el público se sienta “como en casa”. De hecho, la decoración juega un papel fundamental, pues las familias buscan compartir su tiempo en un ambiente agradable.

Otra de las características de estos establecimientos está directamente relacionada con el coste de los productos o servicios que ofertan. Por norma general, las franquicias de corte familiar se cuidan mucho de no elevar en demasía los precios. Y es que saben que este factor marca la diferencia, pues un precio asequible incentiva el gasto familiar.

Para todos los públicos

Analizando las posibilidades que ofrece la franquicia para montar un negocio que guste a toda la familia, encontramos interesantes propuestas. Oportunidades que mantienen a la familia unida y que engordan la caja a final de año. Y aunque todos los sectores cuentan con oportunidades de negocio para disfrutar en familia, los siguientes son los más exitosos:

  • Franquicias de restauración. Conforman un gran nicho de negocio con numerosas y variadas alternativas si se busca una oportunidad que atraiga a las familias. Especialmente si atendemos a los gustos de los niños: comida rápida, regalos para los más pequeños, un ambiente divertido (con restaurantes temáticos y zonas específicas de juegos), etc. Algunos ejemplos son las populares franquicias McDonald’s, Burger King, Telepizza, Pans & Company o Vips.
  • Franquicias de moda. Existen en franquicia una serie de negocios orientados a ofrecer ropa para toda la familia. De este modo, todos los miembros puedan compartir una tarde de compras. Además de divertido, es un plan muy práctico y económico. Destacan tiendas como Scotta 1985, La Barata o Reprepol.
  • Franquicias de ocio. Para pasar un buen rato en familia, nada mejor que recurrir a negocios especializados en ofrecer alternativas de ocio. Cadenas de franquicias que han configurado una forma de diversión que hace las delicias de pequeños y no tan pequeños. Por ejemplo, Monkey Rent o Gamer’s Paradise.

En definitiva, cualquier franquicia para disfrutar en familia del tiempo de ocio y relax, será sinónimo de éxito. Porque, la familia que “comparte mesa, compras y juegos” permanece unida.