Franquicias de clínicas dentales: negocios rentables para sonreír

franquicias de clínicas dentalesLos buenos hábitos en el cuidado bucodental han ido ganando protagonismo destacado con los años. Por salud y por estética. Y mantener unos dientes sanos y bonitos hace que se incrementen las visitas al dentista. De ahí que las franquicias de clínicas dentales sean un negocio rentable cuyo nicho de mercado se encuentra en pleno auge.

A día de hoy, tener una boca saludable no es tan difícil. Cada vez hay más servicios que ayudan a mantener una buena salud bucodental. Y también muchos profesionales dispuestos a ofrecer los avances y tratamientos más novedosos mediante franquicias de clínicas dentales. Una fórmula que ha ido comiendo terreno al dentista tradicional.

Por tanto, las franquicias de clínicas dentales vienen mostrando un interesante crecimiento en los últimos años. Tanto en número de redes como de establecimientos. Y varios son los factores que justifican esta tendencia positiva. Entre ellos, la cada vez mayor necesidad de la población por mantener una salud bucodental correcta. O el incremento de la población anciana con claras necesidades de demandar estos servicios. Pero también otras cuestiones meramente estéticas. Como el boom del blanqueamiento dental, esa costumbre tan americana cada vez más arraigada a este lado del Atlántico.

Atendiendo a datos más concretos, de “La Salud Bucodental en España 2015”, último estudio del Consejo General de Colegios de Dentistas de España, se extraen las siguientes conclusiones:

  • 7 de cada 10 españoles visitan al dentista una vez al año.
  • Los principales motivos de visita suelen ser revisiones, limpiezas y empastes.
  • Y los motivos de quienes no acuden con frecuencia son: la creencia de no tener problemas dentales, las causas económicas y –por supuesto- el miedo al dentista.

El auge de las franquicias de clínicas dentales

En nuestro país hay 35.550 dentistas colegiados, según el Directorio del Consejo General de Dentistas de España. Y el crecimiento del sector está siendo exponencial en los últimos años.

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), tenemos 1 dentista por cada 1.700 habitantes. Cifra que contrasta con los 2.000 del resto de Europa y con los 3.846 que recomienda el organismo internacional.

Asimismo, en España hay 26.405 clínicas dentales, muchas de ellas franquicias. Y las comunidades que acaparan el 50% de este tipo de establecimientos son Andalucía, Madrid y Cataluña.

Si nos centramos en las franquicias de clínicas dentales propiamente dichas, encontramos algunos datos también interesantes. Según recoge la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) en su informe estadístico “La Franquicia en España 2017”, las cifras del sector “Centro de Salud” son:

  • Facturación: 411,7 millones de euros
  • Nº Enseñas: 24
  • Nº Establecimientos: 970
  • Empleados: 5.224

En definitiva, las franquicias de clínicas dentales conforman un sector en auge y con muchas posibilidades. Y, por supuesto, con altos índices de rentabilidad.

Retos a la hora de fidelizar

Cualquier negocio se enfrenta al importante reto de fidelizar a sus clientes. Un reto especialmente relevante en las franquicias de clínicas dentales. Y es que sus servicios están ligados al sector sanitario, siendo una preocupación de primer orden en la sociedad actual. Por tanto, la imagen proyectada, el trato correcto y personalizado y los servicios adicionales deben ser muy tenidos en cuenta.

En este sentido, las herramientas de las franquicias de clínicas dentales para fidelizar son tarjetas de descuentos y ventajas. O también ofertas mediante buzoneo e Internet. Y, por supuesto, regalos al paciente en cada vista, relacionados con muestras de productos y cepillos de dientes.

Del mismo modo, la imagen es algo fundamental que deben mostrar las franquicias de clínicas dentales. Así, el cliente hablará bien o mal, en función del servicio que haya recibido o la forma de trabajar de los empleados. Incluso de las facilidades de pago y la flexibilidad de horarios. Todo suma de cara a formarse una buena imagen de marca. Además, es importante ofrecer un buen servicio para hacer frente a la exacerbada competencia de bajos precios y escasa calidad.

Por último, pero no menos importante, las franquicias de clínicas dentales se enfrentan al reto de la diversificación de servicios. La mayoría de dentistas se dedicaban tradicionalmente solo al aspecto odontológico. En la actualidad esto ha cambiado radicalmente y el aspecto estético es una parte muy importante del negocio. Por tanto, es vital ocuparse de ambos, diversificando el negocio y ofreciendo un amplio abanico de servicios a los clientes.